Unidad en libertad

Hay quien trata de elevar una ley coyuntural, pasajera, circunscrita a un tiempo determinado, como la Constitución española, a nivel de ley eterna e inamovible. Sin embargo las leyes eternas son. Operan en esta y en aquella península, en este y en aquel mundo, en esta y en aquella galaxia. Operan en este y en todos los tiempos pasados y futuros. Son las que la Creación escribió en el libro inmarcesible de la naturaleza. Entre estas leyes superiores encontramos aquella del movimiento, aquella que reza que lo que no se mueve y actualiza muere; aquella que nos habla de la unidad en la diversidad, aquella que aclara que la unidad es un valor superior cuando a ella concurren las partes de forma libre.

Lo que es en pequeño es en grande. Cada persona, cada pueblo ha de buscar su propio destino en la más absoluta libertad. Habrá de ir tras su propia identidad e independencia, madurar en ellas hasta reconocer la necesidad imperiosa de establecer lazos que les vinculen igualmente a otras personas, a otros pueblos. La unidad en la diversidad es valor supremo al que indefectiblemente nos encaminamos, pero ese camino se deberá hollar en la más absoluta libertad. Personas y pueblos deciden sobre su grado de autogobierno. Alcanzada la mayoría de edad nadie puede pronunciarse por ellos.La unidad jamás es impuesta. Su vigorosidad estriba en ese libre concurrir. La unidad es un logro de las partes que de “motu propio” suman sus destinos. La unidad que se pretende forzar sólo logra retrasar el proceso de reunificación verdadera, genuina y libre de las partes. Vayamos unidos porque así lo queremos, no porque se nos impone desde el centro de esta pequeña galaxia por nombre España.

Sigue leyendo

¡Hola mundo!

Welcome to WordPress.com! This is your very first post. Click the Edit link to modify or delete it, or start a new post. If you like, use this post to tell readers why you started this blog and what you plan to do with it.

Happy blogging!