¿Asignatura de religión?

educacion-religiosa-escuela.jpg

La educación pública en Argentina deberá ser laica. La decisión se remonta a 1884, pero acaba de ser ratificada por la Corte Suprema de Justicia. A lo largo y ancho de la geografía del país hermano, pero sobre todo en su provincia de Salta se suceden movilizaciones ante la pretensión de la justicia de la nación de prohibir enseñar religión en la escuelas nacionales. El mismo debate público con intermitencias permanece vivo también en España. El aula nunca debiera ser el escenario convulso en el que disputan las ideologías.

El problema quizás fue pensar que Dios sólo entraba en las escuelas por la angosta y a veces tediosa puerta de la religión y no por la ancha y deslumbrante de las ciencias naturales, de la botánica, de la zoología. El problema es que no alcanzamos a ver a Dios tras la matemática que nos rendía, al final de la física inescrutable. No terminamos de observarLo agazapado tras una historia que, no sin cuota de dolor, siempre hacia adelante se movía. Igual Dios era la inmensa y fascinante geografía.

Sigue leyendo

Anuncios

¡Última hora!

24131633_10155171906707379_1277553140018118441_o.jpg

“¡Última hora! Según relatan fuentes fiables cercanas a la presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy habría aceptado la reciente propuesta del president de la Generalitat y habría viajado este pasado sábado a la capital belga. Una vez en el hotel donde se aloja Puigdemont, en una sala habilitada con premura al efecto, el presidente del Gobierno habría trasladado al dirigente catalán un mensaje de este tenor: ‘Mire Vd. tiene que tomar el turrón de Nochebuena con su familia, en su casa y este problema lo tenemos que empezar a resolver ya de una vez por todas con buena voluntad por ambas partes.’

Un Puigdemont asombrado, no habría dado crédito a este visita sorpresa. El mensaje de Rajoy, sin obviar considerables dosis de autocrítica, habría consistido básicamente en enviar a su adversario político una clara intención de resolución dialogada del conflicto catalán. Las mismas fuentes detallan que Mariano Rajoy habría dado indudables señales al político autoexiliado de querer iniciar con las Navidades una etapa de relaciones definitivamente nueva: ‘Mire señor Puigdemont, seguramente ni Vd. ni yo hemos atinado. Vds. no deberían haber tenido tanta prisa, saltarse la legislación aún vigente a la torera, pero también es verdad que nosotros no debimos haber reaccionado como lo hicimos. Sobraban las porras, sobraba la judialización de un problema político. Vamos a intentar hacerlo de otra forma.’ Tras esta primera visita informal, Rajoy habría emplazado al líder catalán a una reunión más oficial y de carácter ya negociador, en la que estarían presentes ambos equipos de gobierno.

Sigue leyendo

Los marineros vuelven

23795784_10155169472732379_5199342433412997407_n.jpgEl submarino no ascendió a la superficie, pero catorce naciones, alguna hasta hace bien poco enemiga consagrada, se zambulleron al agua. El aire no alcanzó los pulmones contraídos, pero la solidaridad internacional se hizo una vez más manifiesta. La noticia más trágica siempre trae un flotador, una esperanza bajo el brazo.

Por lo demás, la vida nunca se acaba y los marineros siempre vuelven, al dibujar el ángel con suave trazo nuevas singladuras. Con otra gorra y uniforme, al siguiente turno de la marea, cuando el océano descansa.

Arteixo 25 de Noviembre

Una espiritualidad transreligiosa

23518849_1915472485136477_8117504810202449428_n.jpgNo quiere más a Dios quien más Le grita e invoca, quien más se Lo trata de apropiar para sus propios colores políticos, para su exclusivo y cuestionable “consumo”. Una cruz triunfante se pasea de nuevo por estrechas mentes y avenidas. Decenas de miles de ultranacionalistas se han movilizado en Polonia por una Europa católica. Salieron el pasado sábado a las calles de Varsovia bajo el lema “Queremos a Dios”, en un deseo de reivindicar la importancia del catolicismo en la identidad europea. Se escucharon lemas tan “amables” como: “Polonia pura, Polonia blanca” o “Largaos con los refugiados”. Uno de los oradores que animaba la concentración afirmó que “la cultura cristiana es superior a la cultura islámica”.
Hay muchas formas de “querer” a Dios, por ejemplo recelando de los refugiados, impidiendo su entrada o echándolos fuera, por ejemplo afirmándonos como sus hijos privilegiados. Hay muchas formas de “querer” a Dios, por ejemplo amarrándoLO a una cruz y colocándola a la cabeza de poco trascendentales intereses. Construimos dioses y religiones a nuestra imagen y semejanza, mientras que el verdadero Origen y Fuente lo que seguramente aguarda es que Lo dejemos de utilizar, de servirnos de El-Ella para tan tristes finalidades. Construimos dioses y religiones a voluntad y los estrellamos contra otros dioses, porque no es suficiente enfrentarnos los humanos, también han de hacerlo nuestros Cielos y Olimpos.

Sigue leyendo

Orando en la arena

22339648_10155075520872379_1671449024995768978_o.jpgAgradezco los millones de moluscos que se inmolaron para que ahora se hundan nuestros pies en la arena gozosa.

Atrás queda el ruido de la ciudad a la que siempre retorno. Oro con las plantas. Caminan silentes los pies por la arena templada, al tiempo que expresan inmenso agradecimiento.

Agradezco esta dulce brisa marina, este verano fuera del tiempo. La cálida arena es ahora mi refugio, también el Dios de generosidad infinita que la sembró por nuestras costas.

El rumor de las olas acerca a su forma el recuerdo del mundo. Pido igualmente para que callen las llamas en la Galicia querida. Para que que amaine el fuego no menos voraz de la confrontación en el otro extremo de la península; para que termine de llegar el bálsamo de la concordia, para que por fin se instale el urgente cortafuegos del diálogo y el acuerdo.

¡Así sea!

“El cultivo del amor incondicional” de Bhante Henepola Gunaratana

19092017012024122700.jpg

No es sólo la palabra colmada de bondad que trasmite, es el convencimiento de que detrás hay una persona que vive, camina y se guía en el mundo con ese valor supremo de amor universal. “El cultivo del amor incondicional” del Maestro Bhante Henepola Gunaratana es uno de esos testimonios que merece la pena leer, que nos devuelve la fe en el humano.

No es sólo la palabra escrita, sino el testimonio que la sostiene con fuerza. No es sólo el sencillo enunciado de eternas verdades, sino la vida construida en base a esas máximas, la que nos cautiva. El Maestro budista afincado en los EEUU desde hace décadas, nos ofrece múltiples ejemplos en los que podemos constatar que la práctica del “meta” o amor incondicional, no sólo es posible en medio de este mundo difícil, sino que es el único camino, que tarde o temprano, un día deberemos abrazar, si queremos liberarnos a nosotros mismos, si en verdad deseamos contribuir a liberar nuestra humanidad

Sigue leyendo

Catalunya en el corazón (II) Mantener el espíritu de la no-violencia

Pink-Lotus-Flower-Apple-Mac-Osx-Lion-Wallpapers-500070488.jpg

 

La gran victoria del domingo fue la exaltación contenida, los ánimos en gran medida apaciguados, las almas serenas a pesar del atropello. Si en vez del “Segadors” en los labios se coloca el “fils de puta”, habremos perdido todo.

Las bajas pasiones han estado unidas históricamente a los grandes movimientos de masa. El valor de la valiente y pacífica rebelión del 1 de Octubre es que supo elevar esas emociones y no caer en la provocación. De ahí la interna alegría de lo logrado. El mayor activo de lo que ocurrió el domingo es su “Satyagraha”, no violencia ni física, ni verbal en pos de nobles objetivos, es el de una movilización pacífica guiada por ideales y emociones igualmente levantadas. Todo ese activo se podría perder si continúan los acosos e improperios a los guardias civiles y policías destacados en Catalunya.

Sigue leyendo

Irradiar bondad

 

22137120_10155043132727379_924762219364463621_o.jpg

Al igual que seguramente vosotros/as he visionado muchos vídeos de las cargas policiales ayer en Catalunya. Junto a la clara visión de lo injustificado y gratuito de esa violencia, de la absoluta irresponsabilidad de quienes han enviado ayer a los uniformados a tratar de abortar un pacífico referéndum, siento la necesidad de frenar en mí un sentimiento de rencor que quiere medrar.

Ese sentimiento, cual fatal veneno, puja por extenderse en el interior. Es por ello que más que difundir más vídeos, que por lo demás están ya al alcance de todos, he creído necesario difundir las palabras del Buda. Logremos aquí ahora frenar ese veneno del resentimiento y extender un sentimiento de compasión hacia todos los uniformados que también son humanos y que se vieron seguramente muchos de ellos en la desagradable obligación de cumplir con tan absurda acción violenta.

Sigue leyendo

Catalunya en el corazón (I) Ensanchar libertades

Colección de artículos de reflexión sobre la apuesta firme del pueblo catalán por las libertades

22137036_10155040673922379_8589417754506710885_o.jpgVivimos tiempos afortunados. Ya nunca más será como antes. Ya la violencia injusta y desproporcionada del Estado no sale gratis. Las nuevas tecnologías suman a los nuevos vientos. Soplan en el mismo y emancipador sentido.

Miles de teléfonos y cámaras sacan la verdad a la luz, la verdad de unas gentes sensibles, movilizadas por nobles ideales. Miles de pequeños aparatos están logrando con sus imágenes la reprobación mundial de la agresividad desatada por el Gobierno de Rajoy contra la pacífica y cívica ciudadanía que simplemente deseaba ejercitar el derecho de votar.

La creciente mundial reprobación a la indigna actuación del Gobierno de España, traiga su debida recompensa en forma de superación de su actitud inmovilista e irresponsable, así como de apertura al diálogo y el acuerdo imprescindibles. Nunca es tarde para adecuar las leyes y Constitución a los nuevos tiempos, nunca es tarde para nuevos consensos y anhelada concordia, siempre es tarde para la porra y las pelotas de goma contra la ciudadanía desarmada.

Sigue leyendo

Administrar la victoria

22089784_1867127019971024_3594741553041466073_n.jpg

La lección de contención, no-violencia y civilidad que ha dado el primero de Octubre la ciudadanía catalana ante el uso desproporcionado, injustificable e irresponsable de la fuerza, es de lo más significativo y estimulante que hemos visto en la reciente historia de nuestro país. Ghandi estaría orgulloso del reencarnar de una “Satyagraha” o acción no violenta llevada a cabo a tan gran escala por parte de cientos de miles de personas en pos de la justa causa de la libertad. La Catalunya movilizada ha encarnado en la jornada de su referéndum una conmovedora y valiente expresión de su alma colectiva ante la opinión pública mundial, también ante quienes sólo han sido capaces de esgrimir el uso de las porras y las balas de goma para tratar de imponerse. Hemos contemplado una ejemplar “Satyagraha” aderezada por una capacidad asombrosa de creatividad e ingenio para burlar el acoso policial.

La ciudadanía movilizada ha obtenido una clara victoria moral a la vista del mundo entero, al haber desbordado la fuerza de las armas con la presencia desnuda de la multitud, con la interna fuerza que donan razón y anhelo de libertad. Ahora bien, ahora llega lo más difícil, el saber administrar esa victoria palmaria. Con el más que evidente triunfo en las manos, el Govern se inclina ya por el inicio del camino a hacia la independencia. Hay un claro responsable de que los dirigentes catalanes apuesten ya decididamente por esa drástica opción y es el Gobierno inmovilista de la nación.

Sigue leyendo

Siempre unir

21752031_10155007752302379_8285660491514618680_n.jpg

Las Grandes Almas nos lo han dejado dicho con soberana claridad: siempre unir. Donde hay choque, abismo, separación…, el servidor del mundo, el aspirante al Sendero siempre ha de acercar, ha de ser instrumento de enlace, de diálogo, siempre ha de tratar, por todos los medios a su alcance, de contribuir a superar el conflicto, a allanar las dificultades para el encuentro.

¿Qué hacer cuando ya el choque se ha consumado, cuando se persigue hasta la extenuación todo lo que suene a urnas y referéndum, cuando se amenaza a la ciudadanía por participar en el plebiscito, cuando se amenaza igualmente con suspender autonomía, con detener a los dirigentes democráticamente elegidos…? ¿Qué hacer cuando de prohiben reuniones y mítines de ciudadanos civilizados, cuando se clausuran impúdicamente páginas webs de toda una Generalitat, cuando el amedrentamiento de los medios de comunicación, cuando la incautación de centenares de miles de carteles, cuando más de 700 alcaldes catalanes son llamados a juzgado…? ¿Qué hacer ante semejante retraso de libertades en la España moderna, en los albores de sigo XXI?

Sigue leyendo

Camina conmigo

21743664_1847716595245400_5770957101681245932_o.jpg

No paraba de recibir mensajes invitando a visionar la película de los monjes de la orden de Thich Nhat Hanh que, Dios mediante, se estrenará en las pantallas españolas mañana viernes día 15. “Walk with me…”, “Walk with me…”*, rezaba cado uno de los múltiples whasaps que desembarcaban en mi móvil. Uno ha de aprender a leer las señales aparentemente corrientes de la vida, sobre todo cuando llegan de forma tan inusualmente repetida.

Ese monje que acaba de retornar a su anhelada patria vietnamita, ese santo ahora ya muy anciano que tuvimos en suerte conocer en su comunidad de Plum Village cerca de Burdeos y que nos reveló una nueva dimensión de la vida, sobre todo de la comprensión y de la compasión, desde su aparente debilidad, se hacía otra vez presente con fuerza. De alguna forma nos invitaba por medio de esos insistentes whasaps a caminar de nuevo, a ponernos otra vez en marcha. En medio de este presente nuestro tan agitado y convulso, sentía que su invitación no era ya de aventurarnos de nuevo por la amable campiña y bosques franceses. Sentía que su sugerencia iba más allá de los paseos sobre el asfalto que con él y su grupo de entrañables monjes hemos tenido en suerte realizar en el corazón de las ciudades de Madrid y Barcelona.

 

Sigue leyendo

¡Ne touche pas!

21740778_10154996009727379_4749114306120188048_o.jpg
¡Ne touche pas! Nadie por favor toque esas urnas; nadie por favor las secuestre y las lleve a una sombría estancia policial. Esas urnas son de la ciudadanía y ningún dirigente político, ningún togado que albergue principios democráticos, debería tocarlas. Difícilmente se hallarán razones para pretender sofocar nuevos espacios de democracia dignamente conquistados.
 
Seguramente se equivocan quienes van contra los vientos de la historia, quienes aspiran a dibujar una nueva línea divisoria humana, quienes ven en la independencia la panacea para la resolución de todos sus problemas. Sin embargo tienen derecho a equivocarse. El futuro se las basta para enmendar los posibles pasos equivocados.

Sigue leyendo

Conservar la paz

21427392_10154985876922379_2437449001896142293_o.jpg

El “ahimsa”, el espíritu de la no violencia y la inofensividad, implica un pleno gobierno del alma sobre la personalidad a menudo irascible. La injusticia nos pone a prueba en lo emocional como pocas otras cosas. Me empleo internamente para impedir que me gane el enfado. A veces siento que se me escapara la paz. Pido a Dios toda Su Fuerza para detenerla en mi interior. Ojalá logremos conservarla en los difíciles días venideros.

Tras unos días de olas y montañas, de mar y de alturas colmados de disfrute y gozo, acabamos de bajar de nuevo a la civilización. Peligrosa inercia del telediario a las nueve de la noche. Pongo la televisión y siento una profunda indignación querer apoderarse de mí. Ya hablan sin pudor de cárcel para el presidente de los catalanes…

Sigue leyendo

Ve la luz “Sólo un hasta luego… A los que lloran la muerte de un ser querido”

De la mano de la editorial Isthar Luna-Sol

SUHL promoción horizontal.jpg

“Sólo un hasta luego” es una invitación a asumir la vida como una siempre renovada oportunidad de expresar crecientemente nuestra esencia del alma que es amor. “Dicen que murieron nuestros abuelos, padres, algunos de nuestros amigos…, pero no debe ser cierto, porque les estamos escribiendo éste y otros libros, porque ellos los están leyendo con ojos que no son de carne, porque los lazos de genuino amor perduran por la eternidad.”

“Sólo preparamos el día en que veamos partir a nuestros seres queridos con naturalidad, sin desgarramientos. No pretendemos frenar la lágrima que brota de los ojos mojados. Tiene todo el derecho de deslizarse mejilla abajo. Sólo presentamos argumento para contribuir a deshacer la angustia que pudo haberla empujado. En el futuro nuestra identificación con el alma o núcleo inmortal irá disipando el temor a la muerte; la conciencia de la inmortalidad del alma nos reconciliará con ese sólo aparente ocaso.”

Sigue leyendo

Suave esponja

 

19399806_10154762590797379_816754217651522993_n.jpgLa Vida coloca diferentes útiles en nuestra mano para calcular nuestra capacidad de amar. La esponja en realidad era la excusa, era para medir su capacidad de devolver también con suavidad y cariño. Vértigo inicial de asir esa esponja, de bañar ese cuerpo.Temía quitar ese camisón. Pidió previamente instrucciones precisas al respecto. Superar un miedo aparentemente nuevo nos libera de bloqueos antiguos.

Es la ternura la que vence a la postre todos los abismos. Deberíamos aprender a confiar más en ella, en este caso ante el abismo del pudor o la vergüenza.

Sigue leyendo

Despertar de pájaros

volar-o-morir-el-viaje-de-un-pequeno-pajaro-a-lo-largo-de-3-000-kilometros-de-oceano.jpg

Ellos agradecen y a su forma nos invitan a nosotros también a agradecer. Despertar con el canto de los pájaros nos predispone, desde primeras horas del día, a una actitud de profundo agradecimiento. Ellos cantan a la Creación y nos invitan, desde el instante en que comenzamos a tomar de nuevo conciencia de nuestro cuerpo físico, a agradecer nosotros también. Si todo canta a nuestro alrededor, ¿qué podrá entonar el ser humano, sino la más sentida nota de agradecimiento?
Primero es un rumor lejano de grillos, pero poco a poco se va imponiendo una omniabarcante sinfonía de pájaros. No cambiaría este despertar en la austera caravana en medio de la plena Naturaleza por el del mejor hotel en la ciudad. El ruido del despertador, del ascensor, del tráfico… nos alejan de ese canto a la Creación, que conviene que tengamos permanentemente en nuestros labios, sobre todo en nuestro alma.

Sigue leyendo

¿”All yo need is love”?

11051881_10152868991342379_2339352448050768760_n.jpg

Aporrearemos las puertas de la Vida hasta que empecemos a concluir que todo, incluso lo más duro, lo más incomprensible, lo más difícil de asumir…, también tenía su sentido. Nos revelaremos ante nuestro presente, hasta que concluyamos que hubo otros Presentes, otras encarnaciones, otras vidas en las que no estuvimos tan Presentes, en las que que faltamos a otras Presencias.

Hablaremos de “estafa” hasta que concluyamos que somos los actores, directores y productores de nuestras vidas y por lo tanto no debiéramos, menos a Quien en su infinita generosidad tuvo a bien regalárnosla, arrojar la responsabilidad de cuanto nos acontece.

Sigue leyendo

Pastillero

19399685_10154753404982379_8289009038893250237_n.jpg
Las hay que son necesarias, que cumplen un verdadero servicio, que son difícilmente prescindibles en la mejora de la salud, la calidad de vida o para paliar un dolor, ¿pero de cuántas no deberíamos prescindir…? Se amontonaban tantas pastillas en la mesilla de muchos de nuestros mayores, que alguien tuvo que inventar el pastillero. Dentro de esa cajita de plástico se reúnen sus colores, formas y químicas variadas. Cada semana hay que rellenar el pastillero. La salud de la persona mayor depende de ese pequeño cofre en el que están ordenadas día por día, comida por comida, las más variadas píldoras.
 
 
Las entrevistas con los médicos tienen al pastillero como objeto principal. La salud estará mínimamente garantizada si el pastillero se va a agotando ordenadamente. ¿Para qué el sol, el agua, la alimentación natural, el ejercicio físico… si tenemos al milagroso pastillero?

Sigue leyendo

Sagrada union

banner.foro.2.jpg

Hoy simplemente deseamos celebrar ésta, nuestra ancha y sagrada unión.

En la hora del coche bomba, del camión arrollador, de los disparos inconscientes, de la trasnochada guerra santa; en la hora de los despistados tambores de batalla…, estamos firmemente unidos.

En la hora en que la Madre Tierra suspira dolorida por todo el daño que le hemos infligido, en su protección y sanación, estamos unidos.

En la hora en que comenzamos a abrazar a los Reinos que se nos dio en custodia cuidad y proteger, en la hora en que la piedra, la planta y el animal vuelven a ser nuestros hermanos, estamos unidos.

Sigue leyendo

Ensanchar la fe

18814246_10212048505103890_6124304698396001399_n.jpg

¿Suficientes dedos para cubrir el pasmo en Su Rostro? ¿Algo más inconcebible en el  Nazareno que el temor a la fresca brisa fronteriza, al aire renovado? Triste liderazgo el del viejo miedo, triste imperio el de la torpe doctrina. ¿Si constreñimos la fe, no estaremos ahogándola? ¿Si limitamos la devoción, no estaremos apagándola?

Las bolas de un “mala” (rosario hindú) no son menos redondas que las de un rosario cristiano. Es el corazón que las acaricia el que les saca brillo. Un sentido rosario es también un noble ejercicio de “bhakti-yoga” o yoga de la devoción. La carta beligerante de los obispos vascos y navarro frente a otras espiritualidades pareciera fechada en edades más oscuras. Cuesta ubicarla en nuestros días de mutua, anhelada, gloriosa fecundación interna. El yoga, el reiki, la meditación… no pierden con sus condenas, pero sí ellos y su Iglesia atrincherada condenándolos. Si confrontamos a causa de los nombres, nos llegó bien poco de la Buena Nueva. ¿Es que Jesús no se retiraba del mundo a meditar, es que no extendía sus manos de otra carne para sanar…?

Sigue leyendo

El efecto Macron

Reino_de_Dios_en_tus_manos.jpg

Algún día la hastiante e infructuosa disputa partidista nos acabará agotando. Un sistema basado en la perenne confrontación no puede ser sostenible. No sé si España ha de buscar desesperadamente a su Macron, pero más pronto que tarde deberá ceder en nuestro territorio esa actual enconada gresca entre las formaciones. Sería de agradecer la llegada al poder de dirigentes capaces de integrar en sus gobiernos las diferentes sensibilidades políticas.

Las ideologías dividen, los valores nos unifican. El tiempo de las ideologías estaba caducando, pero Emmanuel Macron ha llevado ese cuestionamiento más lejos que nadie. Era hora ya no sólo de proclamarlo, sino de intentarlo, de reunir a hombres y mujeres apropiados y capacitados para sus puestos de gobierno, sin que el color político fuera para ello determinante.

Sigue leyendo

Abandonar la razón

ciervos.jpg

 

Ahora sé que fue en balde sacar tanta artillería dialéctica, desplegar tanta argucia de confrontación mental. Lo que debía haber desplegado era el intento de comprender y situarme donde el otro. Escribo para olvidar que me he llevado la fría, la miope, la pesada razón, y sin embargo seguramente he perdido la preciosa, la única, la seguramente irrepetible ocasión de hacer un amigo. ¿Si la victoria me priva de la paz interior, para qué quiero la victoria?

Tras una larga discusión epistolar con fondo de política, seguramente me he llevado la razón, es decir no me he llevado nada, quizá menos que nada, el haber generado una tensión gratuita. Ahora regalaría esa razón, trocaría todas las razones por un abrazo con mi contrincante, pero ya es tarde. La razón no sirve para nada, sólo sirve nuestra capacidad de comprensión y de compasión para llegarnos al otro, para intentar ponernos en su lugar y circunstancias. Es cuando estamos en condiciones de acercarnos algo a la verdad, que no a la razón. La razón es muy menudo presa del ego, no así la verdad. Lo sabía y sin embargo mail, tras mail he batallado cual ciego ignorante.

El ocaso de la ideología

bandera-gay.jpg

Antes que de derechas o de izquierdas somos humanos, a secas, sin necesidad de apellidos. Nuestra humanidad nos hermana por encima de cualquier otra consideración, por supuesto  política. Esta condición humana entraña derechos y deberes que anteceden también a los de cualquier otro signo. Erramos cuando reducimos la esencia del humano a las siglas de su opción ideológica. Esta condición ideológica es pasajera, la humana no.

Las ideologías fueron en su día  necesarias para posibilitar los avances sociales en tiempos de serios quebrantos de derechos, pero hoy se han vuelto lastre en el progreso de la humanidad. El comunidad ideológica va cediendo a favor de una  comunidad más universal e integradora. Las fuerzas de progreso verdadero, la sociedad civil consciente e inquieta, se va conglomerando, ayudada por las nuevas tecnologías de la comunicación, en torno a valores transversales. El mañana reclama nuevas mayorías en torno a principios comunes, no vigencia de ideologías que parten las sociedades y que tan a menudo olvidan al humano.

Sigue leyendo

Almas desnudas, no ceremonias vacías

bg-donos.jpg

Celebramos que ETA entregue las armas, pero celebraríamos más que ETA pidiera perdón porque durante demasiado tiempo las empuñó. Euskadi podría con esa solicitud de perdón cerrar capítulo, arrancar definitivamente nueva etapa. Seguramente algunas rejas se entreabieran. Ojalá de esa forma el resto de los presos  montaran en el furgón para acercarse más a “casa”.

Las armas  pronto estarán roñosas, pero la memoria sin embargo no ha envejecido. La memoria podrá dejar de doler en los corazones afectados, cuando los victimarios reconozcan que erraron. Las ceremonias pueden estar de más, si no hay contrición sincera. ¿Qué haremos con el hierro? No queremos el hierro, preferiríamos el reconocimiento de que éste nunca debió ser utilizado.   

Sigue leyendo

Esencia devina

1061866397.png

Vinimos a la Tierra para poder manifestar nuestra esencia verdadera que es amor; nos separamos del fuego divino para expresarnos en el mundo de la forma como luz y calor…, sin embargo aún andamos bajando a los metros y poniéndonos bombas, cogiendo poderosos vehículos y arrasando por las aceras, subiéndonos a los aviones y gaseando a los niños como los días pasados en Siria…

Nuestra alma tomó cuerpo para ensayarse en la síntesis, para vencer la tentación de la separatividad…, pero aún el hermano contra el hermano. Cuando explotan las bombas en los subterráneos, cuando de los escombros sacan los niños sin vida…, seguiremos creyendo en el humano. No perderemos la fe en medio de ninguna oscura y tóxica polvareda.

Prendados de la humanidad

1469872_10151796707697379_42632711_n.jpg

Acariciamos su piel de tantos vientos y soles. Nos bañamos en sus pupilas de tantos horizontes. Remontamos sus árboles de innumerables frutos. Corremos con sus hijos en las playas de sus bravos mares. Danzamos al sol cuando se acuesta, cantamos una canción nueva cuando amanece…

Estamos enamorados de la humanidad. No la humanidad de una nación, de una religión, de una cultura, de una clase social concreta…, sino de la humanidad en toda su más ancha expresión, la humanidad de todas las condiciones, de todos los ojos, cabellos y colores. Estamos por supuesto enamorados de la humanidad que empuja, que alienta el progreso hacia sus superiores metas al conjunto, pero ¿por qué no?, también de esa otra humanidad lastre, aferrada al pasado y los valores que la han significado de división y recelo. No haremos muro delante de esa otra humanidad que también somos.

Sigue leyendo

¿Dueños del “off”? (Sobre la eutanasia)

Redenen3.jpg

Lo anunciaban esta semana los periódicos. La noticia venía con los titulares más grandes: se abre en el Parlamento español el debate de la eutanasia y la muerte digna. Es importante  acercarnos a las leyes  universales, a las máximas divinas que nos ayuden a formarnos un criterio cabal al respecto de estos  candentes temas de actualidad. Es importante considerar las leyes espirituales a la hora de  encarar debidamente estas cuestiones tan controvertidas. El derecho a la eutanasia es algo que no deseamos cuestionar, pero sí adentrarnos en la esfera de los deberes, siquiera más internos y vitales.

Es cierto lo que proclaman los defensores de la eutanasia en el sentido de que nadie puede obligar a nadie a vivir. La continuidad del aliento, el agotamiento  de la vida física o la precipitación del final, ha de ser una prerrogativa íntima. Con la eutanasia  ocurre algo muy  semejante al tema del aborto. En ambas delicadas cuestiones ha de prevalecer la suprema ley de la libertad. Esta ley es indispensable para  nuestra evolución. Es decir, sólo podemos evolucionar desde el más exigente libre albedrío, aún con el evidente riesgo de equivocarnos. No obstante es la voluntad de  atenernos a la ley del amor, al orden divino lo que nos permite hacer un uso positivo de esa libertad.  El creernos los dueños absolutos de nuestras vidas, supone en alguna medida obviar nuestra interrelación con las otras vidas, cuestionar esa trama oculta que a todos nos une, olvidarnos de la diversa sinfonía grupal que juntos componemos hasta en nuestro más deteriorado estado. Por lo demás, ¿es la casualidad lo que nos deja postrados y doloridos o es la vida la que nos limita a ese  estado?

Sigue leyendo

Salir del bar

237308_chajki_-pticy_-nebo_1680x1050_www.Gde-Fon.com.jpg
 
El pasado viernes se estrenó en las pantallas españolas la película “El Bar”. Por tierra, mar y aire nos bombardearán con esta nueva factura “snob” llena de “esperpento”, violencia y alcantarilla. A la vista del “trailer” de este nuevo producto cultural de cuestionable gusto, deberemos preguntarnos si uno de nuestros mayores problemas es la violencia espasmódica, brutal, aniquiladora o ese fondo de agresividad más permanente, mas aparentemente inofensivo en el alma colectiva.
 
Deberemos explorar si unos de los más serios desafíos que afrontamos es el terrorismo y sus golpes cobardes, sus atentados contra indefensos, o también el bar de las pelis, sus adláteres talleres de violencia, sus homologados tugurios donde física o virtualmente encerramos nuestros días; el bar, no como espacio de sana reunión, sino como metáfora del hábito que nos constriñe, de la “matrix” aprisionante, de los límites que ponemos a la expansión de nuestro alma o conciencia.
 

Sigue leyendo

Carta fraterna a un sacerdote combativo

17218485_10154455391292379_3233943511330828038_o.jpg
Querido amigo:
 
Lo intentamos en vano muchas veces. Quisimos afiliar a Jesús a una causa celota de la que siempre se mantuvo distante. Quisimos extraer hierro de un evangelio que no lo contenía. Pudimos abrazar una Teología de Liberación cuando no vimos otra salida, pudimos levantar el puño cuando aún no habíamos logrado aparcar la rabia. Pudimos equivocadamente clamar a favor del grupo violento de turno cuando nos cerraron tantas avenidas…, pero ya no es ese tiempo. Esa hora dura felizmente ya pasó. Ahora somos llamados a un ulterior paso. Se abren nuevos y luminosos cauces para acercar el mañana.
 
El nuevo mundo nace sin ruido como el amanecer prístino, el nuevo mundo no brota con fondo de batalla, sino con suave sinfonía aunada, con canción del alma. El nuevo mundo está emergiendo como la clara luz del alba, lenta y silenciosamente, cargado de promesa. El nuevo mundo está naciendo de la mano de quienes labran sano, con amor y sin química, en las escuelas donde ese cultiva el alma, no sólo el intelecto, en los bancos en los que se apuesta exclusivamente por el apoyo a empresas respetuosas de la Tierra y los trabajadores… El nuevo mundo está naciendo en las comunidades alternativas, en las ecoaldeas, en las cooperativas, en los centros donde se estudia cómo y por qué nace la enfermedad, cómo poder recuperar la salud por métodos naturales. El nuevo mundo nace allí donde prosperan los principios de solidaridad, de colaborar y compartir… El nuevo mundo rueda allí donde un ciclista pedalea, donde un constructor levanta con balas de paja, donde un agricultor llama a la puerta con una cesta de productos ecológicos, donde unas madres se preparan para un parto natural, donde unos niños amasan un pan con levadura viva… La nueva sinfonía se eleva desde todos los países, condiciones, sociales y razas. El nuevo mundo nace en tantas partes, en tantos lugares a la vez, que no tenemos tiempo, ni ganas para combatir a quienes velan para que el viejo sistema no se derrumbe. Lo viejo se desplomará privado de la energía que nosotros mismos le cedimos para que se mantuviera.

Sigue leyendo