Otro alarde

Quizás ahora un poco de empatía con los otros pasos. Disueltas las manifestaciones, guardado el músculo, quizás ahora alarde de acogida de lo que siente y piensa el contrario. Quizás ahora muestra del poder del encuentro, del beneficio del dialogo, del coraje de un nuevo acuerdo. Los drones ya han remontado los cielos y certificado las dos mareas humanas. Ya ha sido exhibida la fuerza de la grande por las grandes avenidas. ¿Cuantos octubres en disputa? ¿Cuántos otoños sin solución, sin fondo dorado? ¿Por cuánto tiempo calibrando uno y otro poderío, calculando las almas reunidas detrás de una y otra enseña? ¿Dónde plaza ancha y prometedora en la que confluyen las dos vías, la Diagonal que desemboca en océano y abrazo? A un lado de la acera quienes pretenden todavía vencedores y vencidos, quienes pregonan la cárcel del adversario.

Los manifestantes de uno y otro signo descansan su garganta, guardan las zapatillas. Guardemos también todo ánimo de triunfo sobre el otro. En medio del conflicto, debe haber un punto de en medio, un lugar de equilibrio que es preciso, a toda costa encontrar. No se halla en las antípodas, sólo a la vuelta de los asfaltos más calientes, de nuestras líneas más inflexibles, de nuestros dogmas mas severos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s