Ola de calor

El frescor no acudió a su cita diaria con la mañana. Ni la oscuridad fue alivio, ni siquiera la noche trajo su debida tregua. Los sueños huyeron también a la vera de alguna astral orilla.

Aquella mañana de temprano estío, nos despertamos pronto y la tierra ardía. Sin descanso en el cuerpo, sin aire en los pulmones, sin rencor en el alma, nos acercamos a un teclado para compartir que algo habíamos hecho mal. Era preciso volver a empezar: Debíamos establecer un vínculo de mayor cuidado y respeto para con la Tierra, nuestra Madre.

El progreso desnortado, la producción y sus gases descontrolados, el expolio y la contaminación debían cesar. El futuro debía ser sobre otra base, para no volver a despertar otro día, sin descanso en el cuerpo, sin aire en los pulmones, sin esperanza en el horizonte… “Amalurra” merecía otro trato. Aún estamos a tiempo de que la suave y fresca brisa acuda a los despertares del mañana. ¡Así sea!

Artaza, Navarra, despertar del 28 de Junio de 2019

Anuncios

GRETA Y CAROLA

Dos valientes, dos ideales, dos iconos planetarios. Gracias hermanas, amigas, compañeras por vuestro testimonio puro, por el Norte señalado.

Nos habéis demostrado que esto ya no va de ideologías, ni intereses partidarios. Todo ello es bien antiguo y quedó atrás. Esto va de unirnos los hombres y mujeres de buena voluntad, más allá de las fronteras de cualquier orden, en torno a los mismos y superiores objetivos de cuidado de la Tierra y cuidado de nuestros hermanos.

Sigue leyendo

Cuidadora

Dos mundos muy diferentes, dos culturas, dos edades y sin embargo caminan todos los días tomadas del brazo a la orilla del mar. Lo hacen hasta que las piernas de la mayor flojean. No siempre alcanzan el monumento de la paz sobre el acantilado.

Sigue leyendo