Historia echada a andar

31416767_2119447108072346_7783121686911516672_o.jpg

La historia, en su inherente vocación de echar hacia adelante, va buscando por doquier aquello que la empuje. La barbarie y sus manadas inconscientemente la impulsan. Un dilatado pasado de impunidad, una salvaje e indigna tradición de abuso del hombre sobre la mujer va felizmente llegando a su fin, se ha tropezado hoy, en España y en muchas partes del mundo, con un pétreo muro de ciudadanas y ciudadanos firmes en su imperioso “¡basta!”.

Las buenas noticias vuelven a esconderse entre los titulares y su actualidad agitada. Un patriarcalismo agresivo ha quedado felizmente herido de muerte. El futuro nos va alcanzando, no sin sus cuotas de dolor en tristes portales y segundos y sórdidos pisos. Las olas de indignación, son olas de imprescindible evolución, pero sería positivo que los interrogantes se prodigaran y no se limitaran a unos magistrados. ¿Y si ahondáramos también en causas más profundas? ¿Y si cuestionáramos también los San Fermines del alcohol y el desmadre? ¿Y si pusiéramos el interrogante a la fiesta catártica, a la sociedad desnortada, hastiada que nos conduce a ella? ¿Y si esta ola de indignación que recorre todos los rincones de nuestra geografía comenzara a cuestionar también un hedonismo imperante que banaliza las relaciones sexuales, que se libra muy mucho de vincular sexualidad con imprescindible amor?

Sigue leyendo

Baño de humildad

31450701_10155568013677379_4665403586715320320_n.jpg

Tuvimos que ponernos en marcha en búsqueda de aquello que se ajustaba más a los nuevos tiempos y a la demanda actual de nuestras almas, pero librémonos de cualquier peligroso orgullo espiritual, de cualquier tentación de rechazo. Echaré en falta a ese sacerdote anciano que en cada misa dominical se entrega en cuerpo y alma a su fiel parroquia.

Nuestra espiritualidad sin nombre y más universal de hoy es heredera de cuanto acontece bajo esas altas y grandes cúpulas. Los nuevos sistemas de creencias no podrán confrontar con los que van cediendo. No procede rechazar al pasado. Al salir en pos de lo que nos aguarda por ser, al alumbrar por ejemplo la nueva ceremonia más circular, más horizontal e inclusiva, hemos de integrar también lo que hemos sido, lo que hemos sostenido y fortalecido. Deberemos ser siempre agradecidos.

Sigue leyendo

Esfera cercana

31347996_10155556983917379_3186181936183771136_n.jpg
Siempre ha sido mi modelo, mi norte, pero hoy a la vista de las canas que asomaban sobre su rostro siempre feliz y entusiasmado, he pensado que en algún momento se lo debería haber confesado. Hoy hablaba en una sala del Parlamento Foral en defensa de la Tierra, alertando sobre los peligros del cambio climático. No sé a ciencia cierta lo que habrá dicho, sólo sé que de haber estado allí, hubiera aplaudido a rabiar, hasta dolerme las manos.
 
No se confiesa precisamente una persona espiritual, sin embargo en él y en su compañera se anclan tantas almas en busca de compañía y apoyo, de aliento y socorro. No cree en la vida eterna y sin embargo ha sostenido tantos instantes eternos, tantas momentos sin principio, ni final.

Sigue leyendo

“Todos los nombres”

30708718_10155531813652379_1795731276771098624_o.jpg

El pasado domingo caminamos en Barcelona las más anchas avenidas. Hacia tiempo que no lo hacíamos en compañía de multitudes. Anduve buscando en aquellos rostros, mi rostro, en aquellos nombres mi propio nombre. Constaté el poder de los centenares de miles de almas unidas en pos de un mismo anhelo. En medio de ese océano de simpatías concertadas bajo el mismo sol, sobre el mismo asfalto, busqué también fidelidad a las sagradas e impactantes palabras del maestro budista, Thích Nhất Hạnh. Ni en los momentos de mayor fervor solidario, quise eludir su siempre desafiante invitación: “llamadme por mis verdaderos nombres,…. para que pueda abrir la puerta del amor y la compasión”.

Sigue leyendo

Abrazar al contrario

buda-suicida.jpgLos momentos de polarización y de crisis vienen a nuestras vidas para desarrollar especialmente nuestra capacidad de desarrollar tolerancia, acogida, abrazo al diferente. Nos jugamos mucho en estos momentos de posiciones tan encontradas. Nuestra evolución pasa por incluir en nuestro interior, en nuestro pequeño corazón al contrario. Nos estamos jugando por lo tanto nuestra evolución, nuestra encarnación.

El momento demanda alargar los brazos, integrar a quien ayer rechazábamos. A saber cuántas veces postergamos el desafío. Seguramente quisimos estar aquí para medirnos, para constatar si ahora podríamos por fin atender a esta prueba entre las pruebas. Teclear es más fácil que cumplir, pero a fuerza de teclear es posible que un día alcancemos a amar de verdad, como lo hacen los Grandes Seres, sin discriminación de ningún orden. A fuerza de escozor en la piel del alma, alcancemos a cumplir.

Observo con pena una cuneta demasiado poblada de personas que he rechazado. Ocurre que en la mayoría de las autopistas no hay marcha atrás… Habrá que morir y volver a nacer y poner el motor en marcha de nuevo y entonces sí, a nadie, absolutamente a nadie dejar sin abrazar.

“Non nobis…”

598851_496047210454652_1251081895_n.jpg “Non nobis Domine, non nobis, sed Nomini Tuo da Gloriam.” Los dones, las herramientas, las armas sin filo…, sólo volverán a nuestras manos, si hicimos un noble uso de ellos, si la generosidad moraba en nuestro corazón, si el altruismo en nuestra mente, si el propio desinterés en el horizonte…

“Non nobis Domine, sed Nomini Tuo da Gloriam.” ¿Será que confundimos la batalla, que no todo era para Su Gloria? ¿Será que peleamos por nosotros, por nuestro progreso particular y no el Suyo y el de Su Plan, el de Su Reino? ¿Será que agotamos en balde la fuerza, que perdimos el rumbo y el tiempo?

“Non nobis Domine, sed Nomini Tuo da Gloriam.” Por lo menos permitirnos la duda, por lo menos preguntárnoslo a cada instante, a cada aurora, a cada hundir la pluma en el tintero, a cada letra que pulsamos en el teclado, a cada proyecto que atendemos, a cada empeño que creíamos no violento y florido… Por lo menos interior e incansable demanda de impecabilidad y pureza…

“Non nobis Domine, non nobis, sed Nomini Tuo da Gloriam…” Por lo menos arrancar el día con esta elemental e íntima exigencia.

Master

30221545_10155504205267379_7514974573540933632_n.jpg
No nos afecta que se regale un master, lo que quisiéramos es que se regalaran auténtico, emancipador y superior Conocimiento.vNo nos importa un cuadro honorífico más o menos sobre el blanco de su sala de estar; lo que quisiéramos es que se impregnaran de verdadera Sabiduría, aquella que invita siempre a servir y entregarse por entero a la comunidad, sobre todo a los más débiles; la Sabiduría del gobierno para todos, capaz de encontrar la síntesis entre los enfrentados; Sabiduría de la paciencia, del diálogo, del entendimiento con el contrario…

Sigue leyendo

Semana Santa

29750053_10155501528342379_2355283913195988970_o.jpg
Las cascadas del Urederra lucen sus faldas más anchas. La nieve que ayer engalanara toda la sierra de blanco y pureza, ahora es río que canta entre las piedras, que saluda alegre a las aldeas, que mañana será paz recostada en la mar inmensa. La vida es el río que monte abajo se regala en abundancia. Para eso nos puso también la Creación los ríos a la vera de nuestros hogares, para que aprendiéramos a saltar y reír entre las piedras y las rocas de las dificultades.Puja dentro y fuera una primavera desconocida. No se demoren las flores de blanco tallo. Millones de brotes burlan la muerte, despiden al invierno. A ese fondo de agua cantarina, los pajarillos suman su trino de gozo y alabanza. Todo canta fuera para que algo termine de arrancarse dentro en desbordado canto…

Sigue leyendo

Catalunya en el corazón VI

1Katarina-Barley.jpg
En realidad Catalunya es sólo la excusa, en lo que de verdad estamos inmersos es en una apuesta de civilización. Nos debemos a la civilización, al progreso colectivo humano. Civilización es el triunfo de lo razonable, de lo cabal, de lo justo, de lo ponderado. Civilización es busca de la verdad, de la justicia, de la humanidad. La civilización, la esperanza cobraban el pasado viernes de nuevo rostro de mujer. Gracias Sra. Ministra alemana de Justicia por este grato testimonio de civilización. Junto a ella los más renombrados juristas internacionales se comienzan a pronunciar por doquier. No dan crédito a la persecución de la que están siendo objeto por parte de la “justicia” española los dirigentes políticos catalanes.
 
El rencor, el sentimiento de revancha, el deseo de perseguir al diferente no pueden seguir llenando la mente de quienes tienen por superior cometido impartir justicia.
 

Sigue leyendo