¡Última hora!

24131633_10155171906707379_1277553140018118441_o.jpg

“¡Última hora! Según relatan fuentes fiables cercanas a la presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy habría aceptado la reciente propuesta del president de la Generalitat y habría viajado este pasado sábado a la capital belga. Una vez en el hotel donde se aloja Puigdemont, en una sala habilitada con premura al efecto, el presidente del Gobierno habría trasladado al dirigente catalán un mensaje de este tenor: ‘Mire Vd. tiene que tomar el turrón de Nochebuena con su familia, en su casa y este problema lo tenemos que empezar a resolver ya de una vez por todas con buena voluntad por ambas partes.’

Un Puigdemont asombrado, no habría dado crédito a este visita sorpresa. El mensaje de Rajoy, sin obviar considerables dosis de autocrítica, habría consistido básicamente en enviar a su adversario político una clara intención de resolución dialogada del conflicto catalán. Las mismas fuentes detallan que Mariano Rajoy habría dado indudables señales al político autoexiliado de querer iniciar con las Navidades una etapa de relaciones definitivamente nueva: ‘Mire señor Puigdemont, seguramente ni Vd. ni yo hemos atinado. Vds. no deberían haber tenido tanta prisa, saltarse la legislación aún vigente a la torera, pero también es verdad que nosotros no debimos haber reaccionado como lo hicimos. Sobraban las porras, sobraba la judialización de un problema político. Vamos a intentar hacerlo de otra forma.’ Tras esta primera visita informal, Rajoy habría emplazado al líder catalán a una reunión más oficial y de carácter ya negociador, en la que estarían presentes ambos equipos de gobierno.

Sigue leyendo

Los marineros vuelven

23795784_10155169472732379_5199342433412997407_n.jpgEl submarino no ascendió a la superficie, pero catorce naciones, alguna hasta hace bien poco enemiga consagrada, se zambulleron al agua. El aire no alcanzó los pulmones contraídos, pero la solidaridad internacional se hizo una vez más manifiesta. La noticia más trágica siempre trae un flotador, una esperanza bajo el brazo.

Por lo demás, la vida nunca se acaba y los marineros siempre vuelven, al dibujar el ángel con suave trazo nuevas singladuras. Con otra gorra y uniforme, al siguiente turno de la marea, cuando el océano descansa.

Arteixo 25 de Noviembre

Black Friday

23795494_10155167386327379_3623813800869024868_n.jpgNo insistan por favor. No paso hambre, ni necesidad. Frío lo justo. No tengo más piel para más ropa, ni más armario para más objetos. No necesito más cosas. Necesito más calma, más comprensión, más compasión…, pero el Black Friday no me coloca al alcance nada de ello. No quiero más cosas; quiero más cimas, más bosques, más amaneceres… pero el delirio del consumismo no considera nada de ello.

Necesito más tiempo, más arena, más playa, más paseos con amigos…, pero no los he visto listados en ninguna oferta de este viernes negro. Necesito más humanidad en mi interior, más verdadero anhelo de compartir y cooperar…; necesito acordarme más de la suerte de mi hermano en apuros, más generosidad en la cotización a las ONGs…, pero nada de ello anuncian en las pantallas y neones de hoy.

Black Friday para todos, sobre todo para quienes sí necesitan comprar, para quienes tienen sus pieles desnudas y sus despensas vacías. No sé cómo se manejan los aparatos de última generación. El ordenador ya va lento, el coche casi a pedales…, pero no necesito más cosas. La felicidad no me la traerá más cola en ninguna caja para comprar lo prescindible, sino que otros puedan hacer cola para adquirir lo imprescindible. Otros puedan disfrutar de lo que Dios ya me ha otorgado en demasía.

Arteixo 24 de Noviembre de 2017

De plegaria y humildad

23754639_10155164673617379_5337018508934852039_n.jpgTodos debiéramos rezar, no sólo el dirigente de ERC. Todos debiéramos sincerarnos en nuestro interior y preguntarnos cómo hemos podido caer tan bajo en el desprecio de la disidencia. Estamos poniendo el grito en el cielo porque unos señores y señoras han clamado pacíficamente sus aspiraciones desde una escalera gótica y sin embargo nadie se inmuta cuando una juez les llama “criminales”, cuando los articulistas de los mayores periódicos de España ridiculizan a uno de ellos, hombre de fe sincera que discreta y silenciosamente se arrodilla cada día en la cárcel y reza.
¿Cuánta soberbia no cabe en esa “España grande” y cuestionablemente unida de la que tanto nos empezamos a cansar? Hace falta toneladas de humildad en la política, la judicatura y la comunicación, so pena de no saber hasta dónde caeremos. Hace falta una nueva y más honda “apertura”, una nueva transición hacia una más altruista mirada colectiva. Quizás todos debiéramos arrodillarnos con “Fray Junqueras”; debiéramos tomar su rosario y meditar sobre cómo hemos podido llegar hasta aquí, cómo hemos podido alcanzar esta altanería, cómo dado rienda a este ultraje vejatorio del otro humano, cómo por ejemplo el insulto hacia el político catalán se ha elevado sin pudor a la categoría de gesta valiente.

Sigue leyendo

Más allá de la “manada”

23659138_10155150060492379_786732064429603049_n.jpg

Faltaría más…, claro que el “no es no”. Claro que lo que ocurrió en ese oscuro portal pamplonica es a todas luces reprobable, claro que son imprescindibles al día de hoy todas las campañas contra las agresiones machistas. Sin embargo amén de la denuncia, quizás merezca la pena adentrarnos en el mundo de las causas. Quizás también preguntarnos por el tabú de unas fiestas siempre tan al borde, indagar en las razones y orígenes de una violencia machista aún vigente para nuestro sonrojo; quizás empezar a cuestionar la diaria catarata de imágenes en las que la agresividad del hombre va imponiendo su trasnochada ley, así en la pantallas grandes como en las pequeñas. En un mundo de extraordinaria violencia visual, disparates como el del portal pueden estar servidos.

Sigue leyendo

Delicada, complicada justicia

23659585_10155155203817379_2618042487506204164_n.jpgvParten los jueces de este mundo, también los más severos. Cogen un avión con el que no vuelven. Ello nos da noción de lo pasajero de la justicia de la tierra. Ello da relevancia a una Justicia más perenne, más verdadera. La justicia no siempre acierta, por ello hay Justicia detrás de la justicia.

La mortalidad de los jueces nos devuelve a los límites de la justicia, nos acerca a la noción de lo pasajero de cuanto juzgan. Todo era ensayo, todo era juego, teatro… como lo queramos entender. Nuestra presencia en la tierra era solo excusa para entrenarnos en ser mejores personas, para medir nuestra capacidad de amar. Por eso bajamos a este mundo, por eso nos pusimos la pruebas que estamos afrontando. No necesariamente para que otros nos juzguen, sino para que nosotros mismos calibremos nuestra capacidad de ser uno con el otro, de ponernos en su lugar, de amarlo como a nosotros mismos.

Sigue leyendo

Enseñanzas del “procés”

72942f6f-08e3-4602-a23f-db1f76ab1a5f.jpg

Llega la hora de la recapitulación. En el “break” en medio de este sobresaltado y convulso otoño, será preciso hacer sitio a la necesaria evaluación. No sin pudor, no sin cierto agotamiento por todo lo vivido, habremos de intentar extraer las enseñanzas de un procés en plena revisión.

A lo largo de los últimos días se nos ha revelado todo tipo de detalles con respecto a cuanto aconteció en las horas previas a la Declaración unilateral de la independencia. Los extremos ganaron la partida, cuando parecía que iba a imponerse la cordura. Los Obioles de turno se obcecaron en el 155 con cualquiera de los escenarios posibles. Por su parte los Rufianes, su rodar de las “155 monedas de oro” y las emocionalidades incontenidas de quienes estaban dispuestos a toda costa a ir al “sacrificio”, tampoco ayudaron. A Puigdemont se le tildó por unas horas de Judas y traidor.

Sigue leyendo

Una espiritualidad transreligiosa

23518849_1915472485136477_8117504810202449428_n.jpgNo quiere más a Dios quien más Le grita e invoca, quien más se Lo trata de apropiar para sus propios colores políticos, para su exclusivo y cuestionable “consumo”. Una cruz triunfante se pasea de nuevo por estrechas mentes y avenidas. Decenas de miles de ultranacionalistas se han movilizado en Polonia por una Europa católica. Salieron el pasado sábado a las calles de Varsovia bajo el lema “Queremos a Dios”, en un deseo de reivindicar la importancia del catolicismo en la identidad europea. Se escucharon lemas tan “amables” como: “Polonia pura, Polonia blanca” o “Largaos con los refugiados”. Uno de los oradores que animaba la concentración afirmó que “la cultura cristiana es superior a la cultura islámica”.
Hay muchas formas de “querer” a Dios, por ejemplo recelando de los refugiados, impidiendo su entrada o echándolos fuera, por ejemplo afirmándonos como sus hijos privilegiados. Hay muchas formas de “querer” a Dios, por ejemplo amarrándoLO a una cruz y colocándola a la cabeza de poco trascendentales intereses. Construimos dioses y religiones a nuestra imagen y semejanza, mientras que el verdadero Origen y Fuente lo que seguramente aguarda es que Lo dejemos de utilizar, de servirnos de El-Ella para tan tristes finalidades. Construimos dioses y religiones a voluntad y los estrellamos contra otros dioses, porque no es suficiente enfrentarnos los humanos, también han de hacerlo nuestros Cielos y Olimpos.

Sigue leyendo

Volver a empezar

23244281_10155127419482379_3039943638686401227_n.jpgEs preciso meditar sobre el gran número de políticos, analistas y ciudadanos de a pie que desean hoy en España que el president de la Generalitat baje esposado las escalinatas de un avión en Madrid. A la vista de ello, los esfuerzos en pro de una conciencia de mayor democracia y libertad parecerían justificados. Falta en nuestro país cultura democrática, sagrado respeto a lo diferente. No es una cuestión de gobierno, es una cuestión de déficit de consideración por la alteridad entre la población. La salud de una nación se resiente con la fijación en el mal ajeno.
 
Un viento bonancible vuele esa orden europea. Nadie busque y capture por ideas o actuaciones políticas. Por razón de ellas, perseguidos siempre antes que perseguidores, encarcelados antes que carceleros. Cuestionamos a quienes lanzan tan lejos, tan torpe, tan errado lazo. Recordamos a quienes visten toga que encima de ellos está el Cielo. No quisiéramos ser quienes se apropian sin justificación de lo más preciado y sagrado del humano que es su libertad. Justicia partidaria es la que no conoce la ponderación, cuestionables jueces son aquellos a los que no les tiembla la pluma al encerrar hombres y mujeres que coyunturalmente han podido errar, pero que son de manifiesta buena voluntad.
 

Sigue leyendo