Corona en apuros

21105604_1827336887283371_400677267014291337_n.jpgYa en palacio el monarca resoplaría con alivio. Había que tener valor para recorrer esas largas, concurridas e incómodas avenidas, para mantenerse firme e inalterable durante todo el trayecto a pesar de los abucheos, fuertes pitadas y gritos de agravio. Él lo tuvo. Había venido a sumar su corazón al dolor popular, a sumar su voluntad a la firmeza ciudadana y sin embargo el “Fora, fora” se hizo por momentos atronador.

Seguramente no era el momento, ni las circunstancias adecuadas para expresiones de esa índole. La repulsa al terror y la imagen de unidad frente a la barbarie eran urgentes y nítidos objetivos que no dejaban espacio a manifestaciones colaterales, de otro orden, sin embargo las calles de Barcelona fueron expresión de un fuerte rechazo a la Corona.

Sigue leyendo

Anuncios

Ve la luz “Sólo un hasta luego… A los que lloran la muerte de un ser querido”

De la mano de la editorial Isthar Luna-Sol

SUHL promoción horizontal.jpg

“Sólo un hasta luego” es una invitación a asumir la vida como una siempre renovada oportunidad de expresar crecientemente nuestra esencia del alma que es amor. “Dicen que murieron nuestros abuelos, padres, algunos de nuestros amigos…, pero no debe ser cierto, porque les estamos escribiendo éste y otros libros, porque ellos los están leyendo con ojos que no son de carne, porque los lazos de genuino amor perduran por la eternidad.”

“Sólo preparamos el día en que veamos partir a nuestros seres queridos con naturalidad, sin desgarramientos. No pretendemos frenar la lágrima que brota de los ojos mojados. Tiene todo el derecho de deslizarse mejilla abajo. Sólo presentamos argumento para contribuir a deshacer la angustia que pudo haberla empujado. En el futuro nuestra identificación con el alma o núcleo inmortal irá disipando el temor a la muerte; la conciencia de la inmortalidad del alma nos reconciliará con ese sólo aparente ocaso.”

Sigue leyendo

No retrocederemos Rambla arriba

527171-943-655.jpgDebiera preñar al alma de más silencios. De buena mañana ya sentí los dedos agitados, urgidos de teclado, apremiados por seguir cantando a la vida en su ya maduro estío. Silencio nutricio, colmado de aliento y buena nueva, bendita aurora. Tras veintidós días de silencio, me acerco impaciente a la palabra madurada, fecundada en esperanza.

La noche sólo amagó a la orilla del Mediterráneo… Sigue habiendo un sitio para todos en las Ramblas del encuentro, del mestizaje; sigue habiendo un sitio para todos en las avenidas de la paz y la concordia. Las Ramblas nos siguen empujando al mar, nunca a la caverna y su infierno. La civilización se levanta en la arena templada. El Plan es de avanzar hacia el abrazo, nunca hacia el choque. Itaca es la unión y la confraternización, nunca el odio y la confrontación. Las Cariátides drapeadas seguirán sosteniendo un templo que acoge todas las salmodias.

Sigue leyendo