“Hoy he visto a Dios, bueno, yo creo que era Él.
Estaba solo/a, allí arriba, tumbado al sol, vestido de hayedo blanco.
No acerté a orar sin labios.
Aún no sé cómo osé, cómo Le impotuné,
no supe cómo callar el ruido de mis pisadas,
no logré silenciar mi encendido canto de alabanza.
Ni méritos en el corazón, ni pasaporte en el bolsillo,
sin embargo nadie me detuvo en el vestíbulo de los Cielos…”

 

 

12710883_10153436266817379_703660940227965566_o.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s