El arte de ceder. Reflexión tras el 27 S

cascas-2

En el 27 S hemos perdido todos un poco. Nadie, de ningún lado, cante victoria. La derrota generalizada traiga sus lecciones, sus indispensables comprensiones. Traiga sobre todo el anhelo de superar la brecha abierta, de acercarse al otro, de conocerle, de explorar sus circunstancias y aspiraciones. Un país divido no representará nunca una victoria. Una sociedad partida en dos no podrá colmar a quienes aspiran mantenerla mínimamente cohesionada. El clamor independentista debía ser mayor para romper amarras con España, para comenzar a levantar una nueva frontera.

No ha triunfado por lo tanto, al menos holgadamente, la alianza soberanista. La hoja de ruta secesionista, de llevarse adelante, sería forzada y conllevaría un elevado coste social. Pero sobre todo ha sido derrotada la intransigencia centralista. Ha perdido el ordeno y mando de Madrid, la cerrazón de quienes han querido frenar las aspiraciones legítimas, las compartamos o no, de buena parte de un pueblo. El bombardeo mediático hacia los nacionalistas no tiene precedentes. La defensa de la unidad de España no ha dudado en cargar demasiadas veces con el improperio. La utilización de los medios públicos por parte del Gobierno ha sido avasalladora. RTVE, en alianza de todos los medios de la capital de España, ha emprendido una auténtica cruzada contra las aspiraciones nacionalistas, sin reparo en utilizar el discurso del miedo para amedrentar el voto sececionista. Esa intransigencia, lejos de mermar el número de independentistas, los ha multiplicado.

Sigue leyendo

Anuncios

Oración por los dirigentes reunidos en Nueva York

1443460084_070859_1443460854_album_normal-2

Quizás salir un poco de nuestro monotema de estos días, anchar la mirada y dirigir nuestra atención hacia Nueva York. Hacía años que la Asamblea de Naciones Unidas, que reúne cada septiembre a representantes de más de 140 países, no congregaba a tantos altos dirigentes. Desde nuestros propios hogares podamos contribuir al éxito de la Cumbre. Hacia allí nuestras oraciones, nuestros pensamientos, nuestros más nobles y urgidos anhelos…

“Oh Dios de verdad que los humanos distintos llamamos con distintos nombres, pero que eres el Uno, el Único y el Mismo, ilumina con Tu Sol infinito a los dirigentes que en estos días se encuentran reunidos en la Asamblea de las Naciones Unidas. Que sus decisiones sean ponderadas, acertadas, que reviertan en el mayor beneficio para el mayor número de personas. Toca sus corazones con Tu Infinito amor, de forma que alcancen niveles superiores de comprensión.

Sigue leyendo

La chabola

P9080151

Decían por ahí que lo pequeño también era hermoso. A veces hay que dimensionar los sueños; conformarse con lo sencillo, una casita rodeada de verde, unos manzanos, un peral, un castaño… Tenemos también dos perros entrañables, que por lo visto molían a palos por la zona y que no se despegan de casa. No en vano, algunas mañanas humea un arroz caliente, con algún trozo de lomo y pan viejo, junto a la puerta.

En realidad es una “chabola”, así la denominan los vecinos. Sólo son dos habitaciones cocina y baño, pero estamos rodeados de tierra por todas partes. El ruido del mundo apenas se escucha y el monitor destella ya junto a la ventana. Una vida rebosante de clorofila llama a los cristales. De un profundo pozo obtenemos el agua. Estamos en territorio libre de cemento y eucaliptus. Somos exigentes sobre todo con la paz, el silencio y el contacto con la Madre Tierra. A partir de ahí no pedimos mucho más.

Sigue leyendo

Confesión de amores

confesiondeamores

Sólo me quedaba un cartucho, sólo un argumento para contribuir a que bajen las espadas. Sólo me resta el último recurso de hablar en primera persona, en la esperanza de que la exposición de algo de la vivencia personal, pueda  ayudar a mermar alguno de los fuegos que en los dos extremos se velan. Hablar en primera persona sólo está permitido en casos excepcionales. Dicen las Grandes Almas que sólo se justifica  referirnos a nosotros mismos, cuando nuestro propio testimonio puede ser ilustrativo y proporcionar claves de comprensión al otro.

He de hacer un esfuerzo previo por explicarme a mí mismo, lo que en realidad he vivido de una forma natural. Quiero dar conocer mi vivencia a mis amigos, con quienes disiento en lo que considero su aspiración de perpetuar uniones forzadas a un alto precio. La verdadera unidad a la que creo debemos aspirar, en ningún caso puede venir de dictados o presiones externas, sino de anhelos más personales. Comparto aquí mi anhelo, cómo he llegado  a reconciliar los aparentes opuestos. Es probable que procesos de esta índole aguarden a otros.

Sigue leyendo

No doblan las campanas

12009769_10153154755072379_7393274985055614419_n

El día pasado las encuestas del CIS daban una mayoría en Catalunya a la opción soberanista. No me inflaman las banderas, no me motivan nuevas fronteras, no me tienta la opción independentista…, pero me preocupa este país de sobradas distancias e intencionadas sordinas, una clase política que no se interroga por qué hemos llegado a estos extremos, que no muestra ningún interés en explorar la esfera de las causas, en analizar por qué tan importante porción de la población catalana se quiere marchar de España. Me preocupa que no hagan ningún esfuerzo de comprender al otro y sólo se piense en que le han comido el coco, como si TVE fuera de un angelical andrógino.

No podemos alentar separatismos de ningún signo, pero tampoco cargar un día sí y al otro también contra los dirigentes nacionalistas. Es imperativo preguntarnos qué es lo que conduce a más de la mitad de una comunidad a adoptar esa drástica decisión de nuevo Estado separado. Me preocupa la nula voluntad de acondicionar la casa mayor para que uno de los hijos se sienta a gusto y no parta. Me preocupa que recientemente el ministro Margallo hable de cambiar una coma a la Constitución y toda la caverna inmovilista se le eche encima. Me preocupa la sacralización de unas leyes que tienen ya treinta y siete años y que urge actualizar. Me preocupan los tanques que puedan calentar motores, la falta de sensibilidad, el desafecto, el alejamiento, la muralla, la frontera, la sordera…, principalmente de quienes sólo respondieron con un “no” cada vez que diplomática y constitucionalmente se llamaba a la puerta y ahora ponen el grito en el cielo, porque el agraviado decide buscarse la vida.

Sigue leyendo

No decaiga.

8901431_orig

Mañana todo esto historia. Mañana el humano no se sonrojará ante el comportamiento de su hermano. Mañana animales libres, tratados con ternura, por fin respetados. Mañana esas ignorantes lanzas, también arados.

La evolución va lenta, pero segura. Hemos de aceptar los ritmos, por más que queramos ya dar el brinco al futuro. Somos probados en nuestra paciencia y comprensión, comprensión no de esa sangre vana, de ese aguijoneo atroz, de esa lanza de la caverna, sino de quien la esgrime y de su universo primario, comprensión de su renqueante y perezoso caminar.

Hasta hace poco, sólo cuatro se alzaban ante el esperpento, ahora somos legión y vamos a ganar, con tiempo, vamos a ganar las conciencias de todos aquellos que creen en la lanza ensangrentada, en el ocio cruel, en tan incompresible divertimiento.

El ocio retrata a las sociedades y esperamos que más pronto que tarde, los vallisoletanos quieran borrar tan triste estampa de su álbum. El toro “Rompesueños” ya ha sido abatido hoy a la mañana en Tordesillas por las lanzas inconscientes, pero nadie podrá romper nuestro sueño del animal y el humano de nuevo hermanos.

Otoño

recoger-castac3b1as-del-bosque

Ruedan ya descaradas las castañas por los senderos, pero el recuerdo se agarra a los días ardientes, a las manos estrechadas, al aro de hermanos. La memoria se ancla en las auroras y sus cantos, en las estrellas que se fueron y osamos bautizar con el dedo… Todo fue tan rápido. Apenas unas cumbres, unas brazadas en los lagos y ya están de nuevo aquí esas bolas cargadas de pinchos, invitándonos a olvidar las astros y a encender un fuego.

Vamos ahuyentando otoños, descolgando sus manzanas, desnudándole sus musgos. Vamos cubriendo su hojarasca de arena cálida y brillante. Alguien salga a la encrucijada de los tiempos, alguien detenga los fríos vientos, que aún estamos bailando danzas de paz en medio de un eterno florido.¿Quién osará inaugurar el otoño? Alguien lo encierre, a dieta de nueces y membrillos, en su más húmedo armario.

Fidelidad

fidelidad3

Los piratas de “Impact Team” han desvelado los nombres de 34 millones de clientes de Ashley Madison, la web para infidelidades. Afirma Rosa Montero que “esos talibanes de la virtud conyugal dicen que cometieron el estropicio por razones éticas y para que cerrara Ashley Madison”. Los datos han sido recogidos por bandas criminales, que ahora están amenazando y chantajeando a los usuarios. Afirma la popular escritora y periodista en su artículo de “El País” que  “en España hay 800.000 usuarios de Ashley Madison: al parecer somos uno de los países más infieles. Sólo en Madrid hay 135.000; en Barcelona, 68.000.”

Me consta que no está de moda glosar la fidelidad, pero uno ha contemplado tanta  felicidad bajo su sólido y cálido tejado, que no puede por menos que cantarla. A pesar de Ashley Madison y otras tantas  webs del ramo, a pesar de la crisis de valores y la plena expansión de la civilización del hedonismo y el placer a la carta, cuántos hogares no se hallan en dicha, instalados en paz, alegría y fraternidad, en importante medida, gracias a que los padres han sabido guardarse mutua fidelidad.  No, no está de moda, pero las modas pasan y los valores eternos perduran por siempre.

Sigue leyendo

Gloriosa diversidad

unidad.diversa

El tiempo se ha detenido frente al mar tras un verano intenso. Llevaba dos meses sin apenas escribir letra y ahora quisieran todas ellas salir a pasear, saltar a la pantalla desordenadas, aún vibrantes, cargadas de reciente vida y contenidos. Se acumulan los pensamientos y sentires que por falta material de tiempo, no alcanzaron el teclado. A cada día su afán. Cuanto menos sí quisiera compartir una idea que me ha perseguido a lo largo de las últimas semanas y que considero significativa para nuestro tiempo.

Cada verano es una oportunidad privilegiada de salir al paso del otro y éste que ya se agota, lo ha sido especialmente en nuestro caso. No paramos de dar gracias a Dios por ello. Siento medrar en el interior la idea de un Gran Guión que se nos manifiesta en siempre creciente grandeza, de un Plan que nos desborda y en el que van poco a poco desembocando nuestros planes diminutos, un Propósito Divino que lo integra todo y que no deja a nadie fuera, mucho menos a quienes conspiran y sueñan por un mundo nuevo, sea cual sea el color de sus nobles sueños. Tenías ganas de escribir sobre la necesidad de ver a Dios y su Trama Divina en las más diferentes gentes, movimientos e iniciativas. Ver a Dios en todo y en todos nos proporciona un gran sosiego y paz. Cada día somos invitados a ensanchar nuestra mente y mirada y así visualizar el principio de gloriosa unidad en lo diverso, más allá de lo que anteriormente pudiéramos imaginar.

Sigue leyendo

Urbasa 2015. ¡¡Gracias!!

Tnaks

El cansancio nubla aún el recuerdo. ¿Reencontraremos mañana el brillo de todos esos ojos? ¿Se abrirá un poco más el baúl de la torpe memoria? Tratamos de sacar de su fondo el rostro de cada una de las más de 160 personas que han pasado por el campamento a lo largo de sus 21 días y noches. Tratamos de detener el instante en que nos reencontramos con cada uno de esos compañeros/as de fogata, de excursión, de círculo…, sobre todo de Sendero. Tratamos de añadirles su sonrisa, su cara de esplendor, su faz de alma… Sí, debieron sacar el alma a pasear, sino cómo se entiende esos cantos que no callaban, esa danza que no se detenía, esos pasos que bordearon tantos riscos. Sino cómo se entiende esa suerte de abrazos que no soltaban, esa profunda hermandad, esa sólida comunión. Si no cómo caía la noche y roncábamos juntos bajo la misma tela en el puro corazón del bosque. Si no cómo se contempla tanta mejilla mojada cada vez que se encendía el motor de un coche rumbo al origen… Quizás algo de la tierra pura, de la tierra, elevada, del Reino de paz en torno a ese círculo de piedras del que aún no logramos separarnos.

¿Cómo devolver todo lo entregado en medio del círculo, junto a los pucheros, en las actividades, en el quehacer diario? No sé si estuvimos a la altura de todo lo recibido. No sabemos cómo podremos devolver ese alarde simpatía, de cordialidad, esa actitud de colaboración constante por parte de los facilitadores y participantes. Nos sentimos en deuda con cada uno de sus gestos, de sus brillos y perennes sonrisas. El Cielo se apiade de nuestro inmenso débito. Caminamos ahora los mismos altos prados y bosques, pero a nuestros pasos no les lastra la nostalgia. Ya oímos el eco de los cantos venideros, el susurro de los círculos cada vez más anchos del mañana que ya está llegando…

“Campamento de conciencia y crecimiento”
Camping de Artaza ( Navarra). 1-22 de Agosto
www.pirinea.org