Bronce

1437672886_048439_1437673462_album_normal

Nuestro pasado no puede seguir tomando el mando de nuestra pluma, el gobierno de nuestro teclado. Estamos llamados a revisar nuestra posición con cuanto nos rodea. Somos convocados a observar el mundo, sus gentes y avatares bajo una nueva luz, con unos nuevos ojos cargados de fe, de mutua comprensión, de esperanza. Caducó nuestra mirada torpe y miope del ayer.

Si al teclear estas letras auspicio el más mínimo sentimiento de animadversión hacia ese bronce y quien representa, hago flaco favor al progreso de una nueva conciencia integradora y no dualista, al avance del Plan superior de creciente comunión sobre esta tierra bendita.

Sólo quiero decir que nos merecemos más, que definitivamente está pasando el tiempo en que cualquier persona, con toda su carga de inferior humanidad, podía gobernar los destinos de los pueblos y la naciones. Trato de compartir mis sentimientoso sin rencor, de acallar la animadversión otrora acumulada, pero también creo que hay que afirmarlo claro: quien mata a grandes animales en Africa, quien salta de banquete en banquete, de flirteo en flirteo…, no era digno de ocupar la Jefatura del Estado, ni tampoco ahora de presidir un salón de plenos.

Sigue leyendo

Anuncios

África

1437760796_626001_1437763804_noticia_fotograma

Los navíos atestados de dolor humano encallaron para siempre. Ahora el hijo de los hijos de aquellos sobrevivientes vuelve sin cadenas. No está amarrado a ningún banco. Es el hombre más poderoso del mundo.

África no está condenada. El karma de violencia, enfermedad y hambre que está saldando no lo es para siempre. Obama atestigua que no hay determinismo, que encallarán también todas las fatalidades presentes. Hay esperanza para el continente hermano y nosotros alentamos con todo nuestro alma esa esperanza.

El hambre, el sida, el azote de la explotación y violencia serán historia, como historia es ya la negra crónica de nuestros hermanos arrancados de la selva y vendidos como esclavos al otro lado de las aguas. Nadie diga que la historia no avanza. Ahora que aquellas cadenas son herrumbre, nadie afirme que la humanidad no progresa. Bastará observar la imagen. ¿Hasta dónde no alcanza el calor de ese abrazo?

* Imagen: El presidente Obama abraza a su hermanastra Auma, junto al presidente Uhuru Kenyatta, en el aeropuerto de Nairobi este viernes. / AP | VÍDEO: ATLAS. Fuente “El País”

El proceso catalán y sus lecciones

18306_10153060113647379_5196594421647676965_n

No podía ser de otra forma: duelen los corazones que se alejan. Para volver a acercarlos será preciso explorar dónde y cómo comenzaron a alejarse. Todo trabajador de la unidad sufrirá con cualquier fractura, con cualquier distanciamiento humano. Todo servidor de la fraternidad querrá tender puentes, superar abismos, acercar a las gentes y sus proyectos, sus culturas y sus sueños.

Trabajamos por unir, no por separar; por sumar, no por restar. Lo hemos dicho hasta la saciedad. No deseamos que Catalunya marche, que se declare independiente, pero hemos de respetar escrupulosamente el derecho del pueblo catalán a decidir sobre su futuro. Quien más ahoga, quien más constriñe, quien más veta es, sin lugar a dudas, quien más separa. La unidad de los pueblos sólo se podrá construir sobre un incuestionable libre albedrío. La merma de libertades, la imposición de esa unidad, sólo trae consigo la desafección y la separación, tal como estamos observando estos días.

Sigue leyendo

Donostia, ciudad libre de toros

11204910_10153009832172379_6932208904335442917_n

La arena estaba limpia, virgen, libre de dolor. La sangre no empapaba ningún coso… Sonarán las cinco de la tarde y de nuevo la tortura será ocio. Ninguna capital europea de la cultura puede permitirse unos cosos ensangrentados. La cultura se inauguraba cuando comenzábamos a amar a todo lo que corre, nada y vuela, cuando nadie rodaba orejas, ni blandía rabos. La cultura era cuando los toros se quedaban en las praderas y nadie les clavaba ninguna lanza, nadie les agujereaba con ninguna banderilla, nadie les remataba con ninguna espada. La cultura era cuando la hermandad era ancha, cuando nadie aplaudía ninguna agonía ajena.

Hoy es un día triste para nuestra ciudad. Habían dejado de sonar las cinco de la tarde. El futuro se había tragado aquel escándalo. Ahora de nuevo nacionalistas y socialistas nos invitan al túnel del tiempo, cuando los humanos disfrutaban viendo sufrir a los hermanos animales… Atrás el medioevo. No por favor, Donostia ciudad verde, fraterna, libre de nuevo de tan lamentables espectáculos, de tan anacrónicas corridas. Eskerrik asko!

Yo no las junté…

nolasjunté

La evolución humana bien puede resumirse en el gesto. Nuestra historia personal y colectiva bien podría estar reflejada en ese tránsito. En una misma vida nos dimos oportunidad para los dos gestos. A cada instante se nos abre en realidad la disyuntiva del golpe o del abrazo, de la disputa o del encuentro. El gesto nos delata, al igual que la palabra o el soplo. Quizás no había tanta distancia entre el camarada y el hermano. Cuando se abren, cuando se cierran, cuando se levantan, cuando se acercan al corazón…, las manos nos delatan, nos revelan al mundo.

Sigue leyendo