“Imanol bihotzian” / A los diez años, hoy, de su vuelo.

folder3

Está en nuestras manos (“Gure esku dago, bai!”). Sí, tenemos más cosas que nunca a nuestro alcance… Por supuesto el poder de diseñar el mañana, pero también de hacer cuentas con el pasado y con quienes por entero se entregaron a lo que hoy disfrutamos.“Gure esku dago, bai”, acojamos un futuro que se estrena más esperanzado que nunca. Manifestemos los derechos y hagámoslo además con acopio de amabilidad, ilusión y fuerza creadora. Saludemos con despliegue alegre, con espíritu inclusivo, integrador el mañana suspirado. Abracemos el horizonte que se abre sin apenas límites, pero en la carrera no perdamos la memoria. Somos libertad, porque algunos la cantaron alto en medio de la amenaza, somos paz por que algunos se alzaron contra nuestro propio totalitarismo y violencia en los tiempos en que éstos campaban.

La mano se ha aflojado y abierto, el hierro ha caído. La mano se ha unido a otras manos desde Durango hasta Iruña. Somos los tiempos tan suspirados. “Gure esku dago, bai”, pero no olvidemos los que han colocado ese futuro en nuestras manos, los que como Imanol Larzabal tanto arriesgaron con su voz, con su guitarra por el presente que gozamos. No galopemos hacia el mañana, sin saldar las cuentas con el pasado. Sea su exilio el último por pensar, por rasgar, por cantar diferente.

Las noches dejaron de tomarse relevo al borde de nuestro presente. Euskadi comienza seguramente a vivir el momento más hermoso de su historia, su hora grande en la que empezamos a caber todos en armonía, en paz, sin exclusiones de ningún tipo. La memoria no puede bloquear, ni tampoco perturbar o lastrar el futuro; sin embargo el futuro necesita de la memoria para anclarse, afirmarse, construirse. Al acercarse ese tiempo más privilegiado estaremos todos, si les traemos desde lejanas Torreviejas, si permanecen en nuestro recuerdo, si sus canciones no abandonan nuestros labios. Gratitud es garantía de una conciencia colectiva que permanece viva. La memoria riñe con el resentimiento, con la parálisis, mas no con lo venidero. Diez años de la partida de esa voz ronca y generosa, es buena ocasión para aguzar oído y atrapar su eco.

“Bestela datozen penai ez diet surik bota nahi, ni hiltzen naizen gauean behintzat
egizue lo lasai…” El guión manda, sus propias letras no dejaban lugar a la duda: nos libraremos también nosotros de alimentar el dolor de su partida. Las gentes y los pueblos avanzan en sus gestos y generosidades, pero nunca más, nadie más agonizando frente a otros mares y sus barandillas por haber tarareado tantas verdades. Que las tiranías con “label” propio, que las dictaduras de “casa” no vuelvan a gozar de mejor prensa que las que vinieron de fuera.

Nuestras manos enlacen asfaltos y ciudades, pero salgan al paso también de quienes dejamos fuera de la propia geografía. Eskerrik asko Imanol bihotz-bihotzez!! Camina la tierra ligera, a la vera de paredes blancas sin dianas. Desemboca en una bahía sin olvidos, en un pueblo que recuerde tu canción de cuna, tu bravura. Ninguna muerte fue en balde, menos aún la del bardo, a última hora, sin público, sin contrato, ni patria. Cuando terminemos de atrapar ese futuro, de inaugurar esa nación sin puerta, ni tabiques, que las nuevas generaciones no olviden ese poeta grande, ese donostiarra valiente, libre, entrañable, esa alma sin rencor que lo dio todo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s