De intereses e ideales

Vista-puesta-niebla-montana-Klinovec_TINIMA20131108_0208_5

Mucho apunta a que no sólo España “hurtaba”, a que las aspiraciones personales podían superar a las nacionales. La vida pública nos ofrece a menudo interesantes espejos a la hora de observar nuestra psicología más interna. En nuestro nivel evolutivo, no es lo más corriente que los intereses particulares se afinen con los generosos ideales. En esos contados casos, el dominio de lo que nos afecta va minando y deshaciendo el yo minúsculo. Es cuando nos involucramos más decidida y sinceramente en el devenir de lo colectivo. La merma del interés personal posibilita mayor entrega a los ideales generales. Pronto y claro: lo que el interés es a la personalidad, el ideal es al alma. Más gana el alma, más triunfa el ideal de servicio; más progresa la personalidad inferior, más avanza el interés personal.

Esta puja entre la naturaleza inferior y superior por adueñarse de nuestras propias riendas es tan antigua como el mismo humano. Dicen que, contra todos los pronósticos, en el foro interno del “honorable expresident”, el interés aventajó al ideal, por más que éste se proclamara durante décadas a los cuatro vientos. Sin pretender aquí entrar en el encendido debate soberanista, lo que sí parece evidente es que nada ha hecho tanto daño al progreso de la causa catalana, como la confesión pública del señor Pujol sobre el impago tributario de su fortuna.

Sigue leyendo

Anuncios

Poderoso testimonio de amor y paz

Malaysia-Airlines

Somos afortunados pues nuestra tierra es hollada por almas cada vez más sensibles y evolucionadas. Sus cuerpos jóvenes pudieran despistar. En el caso presente, no sé si es “índigo”, “cristal”, “arco iris”…, poco importa su origen, sí su desembarco entre nosotros/as. Es una fortuna que tamaño testimonio esté llegando ahora mismo a millones y millones de hogares por todo el mundo. Se trata de un joven australiano que ha perdido a sus padres en el avión malasio derribado en Ucrania. Nos dejó con la boca abierta hoy a la mañana. Sin una lágrima en su ojos, con voz clara, con mirada firme, en compañía de sus hermanos, hacia esta tajante declaración ante las cámaras: “No nos interesa encontrar a los culpables, para nosotros es mucho más importante que se alcance la paz en Ucrania”. De repente un escalofrío nos recorre el cuerpo, de repente nos quedamos mudos ante semejante alarde de amor y sabiduría de boca de un hombre tan joven.

En los tiempos en lo que sigue pujando el “ojo por ojo” por las arenas de Oriente Medio y allende ellas, declaraciones de este signo no tienen precio. El joven es seguramente conocedor, más o menos consciente de la ley del “karma”. Sabe que todo se ordena, que hay un Plan superior que todo lo ajusta, una Ley que todo lo equilibra. Sabe que hay un amor que nunca se extingue. Quizás es conocedor de que detrás de lo aparente, no existe la casualidad, que sí hay un pequeño margen para el accidente, pero nunca para el infortunio. “La casualidad es el desconocimiento de la ley” pregona la sabiduría eterna.

Sigue leyendo

“Si vis pacem, para pacem”

8373359-ilustracion-de-la-paz-entre-israel-y-palestina-sobre-fondo-blanco

El fuego de la guerra puede ser fomentado desde la terraza de un café, con nuestra sencilla tableta. La palabra también es artillera, con su mayor o menor calibre, aún con la suavidad del “disparo” desde el teclado digital. Escribí “La puerta de los Cielos” antes de que se derramara una gota de sangre en el enésimo reabrir de la contienda en Tierra Santa. Aún con todo me reafirmo en su contenido.Por supuesto que el Estado judío carga sobre sus espaldas el terrible peso de la responsabilidad de más de 600 muertes que pudo haber evitado. Es urgente clamar ante la salvaje devastación y bombardeo de los israelíes sobre Gaza. Es urgente detener el reguero de víctimas inocentes, pero no es menos urgente clamar para que también Hamas cese en su ofensiva.

Neutralidad ante el conflicto no es apoyo del “genocidio sionista”, es confiar en un punto final que habrá de llegar y que nosotros lo podemos acercar. Es alentar un gesto generoso por alguna de las partes. La ya vieja espiral de horrible violencia ha de detenerse en algún momento. La neutralidad quiere expresar que Hamas tiene también alguna responsabilidad en el padecimiento enorme de su pueblo. Sus elementos exaltados tienen su cuota de culpa en el sufrimiento de sus conciudadanos. Sin ir más lejos, ahí está la tregua que rompieron y que habían abierto los israelíes para iniciar conversaciones.

Sigue leyendo

Otro verano es posible

niñosarena copia

¿Qué le falta de paz a la placidez de nuestro descanso estival? Seguramente que todos nuestros congéneres puedan alcanzar esa paz. ¿De qué adolece nuestro disfrute, sino de que todos los humanos seamos ese gozo en contacto estrecho con el mar o la montaña, en conexión cercana con los seres queridos, con la Madre Naturaleza…?

Ni la seguridad que reclaman los israelíes, ni la justicia que, en pura ley, reivindican los palestinos vendrán con ningún calibre de artillería. Se encendieron ya los temidos motores. Han arrancado los tanques de la devastación. Durante diez días la muerte caía de los cielos, ahora rueda ya por tierra arrasando cuanto encuentra a su paso. Somos solidarios con quienes no conciliarán sueño, con quienes en estos momentos ven acercarse el horror y la destrucción a sus hogares. Definitivamente no podemos dormir a pierna suelta tampoco en este verano. Sus noches en vela son también nuestro insomnio; sus escombros son también nuestro fracaso. Sus brazos que claman al cielo son también nuestra desolación. Cada estruendo, cada golpe artillero nos aleja de nuestro destino de hermandad humana. La solidaridad desde Europa, desde nuestra geografía privilegiada ha de seguir fluyendo, pero la responsabilidad es seguramente de la entera condición humana. El viejo continente no puede mirar para otro lado, ¿pero es justo que sea en estos días diana de tantas y afiladas críticas?

Sigue leyendo

Las puertas de los Cielos

COEXIST

Cohetes más grandes para matar más. En ésas anda aún el ser humano. El perímetro de la muerte se amplía con las nuevas armas en manos de los extremistas. Los nuevos “Quassam” vuelan más lejos, pueden llamar a puertas más lejanas, causar sangre, dolor y muerte a 150 kms. Nunca dispusieron los milicianos palestinos de artillería tan poderosa. Dicen que van abrir la “puerta de los infiernos”, pero el único infierno es el del olvido de que todos los humanos somos hermanos; la única gloria, la recuperación de esa memoria.

Escrupulosa neutralidad por lo tanto en esa guerra maldita que por enésima vez rebrota en Oriente Medio. Ninguna simpatía hacia ningún bando contendiente, ningún guiño hacia ningún lado, siquiera hacia el Cielo para que agote la sed de venganza en el alma del humano. La propia Gaza debería acallar a los milicianos exaltados y sedientos de venganza. Si las milicias de Hamas detuvieran sus ataques, cesaría el dolor sobre su pueblo. No terminamos de hallar nobleza en la causa violenta palestina. No hay jaleo posible a los cohetes que se lanzan desde su territorio. Una noble causa se estropea desde el instante en que sus métodos dejan de ser nobles.

Sigue leyendo

El nuevo Hogar que se prepara

10460458_10152227245882379_4813815515105145777_n

¿Debemos seguir tripulando la misma Nave, unidos surcando el espacio sideral o es llegado el momento del “hasta luego”? No leo las profecías, no sé de astrología, no conozco los oráculos, sólo leo los periódicos. Una mañana sí, a la siguiente también. Algún día deberé abandonar tan fatal hábito.

¿Deberemos seguir compartiendo Hogar con quienes ametrallan a las niñas que se dirigen a sus escuelas, con quienes infligen violaciones correctivas por amar de forma diferente, con quienes cuelgan a las jóvenes que intimaron con quien deseaban, con quienes desfiguran con ácido el rostro de sus esposas por mirar donde “no debían”…? ¿Deberemos seguir compartiendo planeta con quienes no permiten que una mujer coja el volante, con quienes quieren imponer su credo a golpe de terror y violencia, con quienes ametrallan enfermeras en servicio o irrumpen en la tribu vecina con el machete bien afilado…?

Puede haber un “hasta luego”, más nunca despedida definitiva. Hay porciones de humanidad que de momento no manifiestan aspiración alguna hacia la luz y el amor. Dicen que se prepara para ellos otro Hogar y yo creo que es cierto, porque las niñas deben dejar de ser dianas, y las mujeres saudíes tienen ya puesto el pie en el acelerador y ninguna rama de ningún árbol de la tierra quiere soportar el peso inerte de ninguna joven. Es la ley de evolución, es la ley que nos conduce a cada quien al lugar que nos corresponde. La ley de la fraternidad no está reñida con la de la evolución. Somos hermanos de esos seres aún agresivos, de esas almas aún primarias, pero ellos necesitan un día hartarse y emerger del propio infierno que han creado. Ellos han de dejar de disparar, de perseguir, violar, matar por pensar, por sentir, por respirar diferente.

Sigue leyendo

¿Qué decimos cuando decimos “Te quiero…”?

10483646_10152225312517379_9105649254541816731_n

Tan fácil de pronunciar como difícil de cumplir. El “Te quiero” acude raudo a los labios de los “enamorados” en los instantes de la intimidad. Sólo cada quien sabe cuánto de efímero globo, o cuanto de sólidos y siderales mundos hay en el “Te quiero”; cuánto de atrapar o cuánto de dar; cuánto de instante pasajero o de lazo eterno. Habremos de permanecer vigilantes sobre tan confusa frontera, sobre ese límite sinuoso tan cargado de niebla. Habremos de lanzar todos los focos para ver hasta dónde se hace presente el deseo, hasta dónde el alma. Deberemos ser observantes con el origen y destino de la más recurrida frase de amor. Habrá que explorar hasta dónde seremos capaces de ir de su mano.

“Conócete a ti mismo y conocerás el Universo y las estrellas…”, reza el oráculo más famoso del mundo. Todas las tradiciones nos sugieren la necesidad de disciplinarnos en la autoobservación. Si emprendemos el Sendero del discipulado, del servicio verdadero, habremos de atender previamente a ese desafío ineludible de explorarnos a nosotros mismos. Deberemos hurgar en nuestra doble naturaleza como personalidades y al mismo tiempo almas.

Sigue leyendo

“Imanol bihotzian” / A los diez años, hoy, de su vuelo.

folder3

Está en nuestras manos (“Gure esku dago, bai!”). Sí, tenemos más cosas que nunca a nuestro alcance… Por supuesto el poder de diseñar el mañana, pero también de hacer cuentas con el pasado y con quienes por entero se entregaron a lo que hoy disfrutamos.“Gure esku dago, bai”, acojamos un futuro que se estrena más esperanzado que nunca. Manifestemos los derechos y hagámoslo además con acopio de amabilidad, ilusión y fuerza creadora. Saludemos con despliegue alegre, con espíritu inclusivo, integrador el mañana suspirado. Abracemos el horizonte que se abre sin apenas límites, pero en la carrera no perdamos la memoria. Somos libertad, porque algunos la cantaron alto en medio de la amenaza, somos paz por que algunos se alzaron contra nuestro propio totalitarismo y violencia en los tiempos en que éstos campaban.

La mano se ha aflojado y abierto, el hierro ha caído. La mano se ha unido a otras manos desde Durango hasta Iruña. Somos los tiempos tan suspirados. “Gure esku dago, bai”, pero no olvidemos los que han colocado ese futuro en nuestras manos, los que como Imanol Larzabal tanto arriesgaron con su voz, con su guitarra por el presente que gozamos. No galopemos hacia el mañana, sin saldar las cuentas con el pasado. Sea su exilio el último por pensar, por rasgar, por cantar diferente.

Sigue leyendo